Me llamo Carolina Jáuregui y empecé con Mustart cuando tenia 16 años. Al principio usaba materiales que encontraba por casa, deshacía collares y. eran todos para uso personal. Con el tiempo fui aumentando en producción y vendí a mis amigos y familiares más cercanos. Ha sido un proceso muy progresivo que ha ido creciendo poco a poco.

Desde pequeña he sido creativa, y siempre vendía en la playa collares y pulseras con conchas que me cogía mi padre. Aunque no me hice los pendientes hasta bastante mayor, siempre me han encantado y no tardé en ponerme todos los días siempre grandes y coloridos; era mi complemento favorito y por eso empecé a querer más y más. 

Lo que más me gusta de Mustart, y encuentro más especial, es poder diseñar mis pendientes para cada ocasión y look, hacerme unos con distinta forma, longitud y color dependiendo del evento.  Me pareció una buena idea de negocio que mis clientes podían aprovechar. Además por supuesto, de la originalidad y exclusividad de tener un modelo prácticamente único.

Siempre me ha gustado la moda y el diseño, y me ha atraído lo nuevo y original. Con mis pendientes quiero ofrecer artículos de moda diferentes y originales hechos por mí.

Cada pareja de mis pendientes es única.